fbpx

Aceptar el cambio como un beneficio.

Aceptar el cambio como un beneficio.

En el mundo, la naturaleza, en la vida, nada permanece igual siempre, de hecho, lo único constante es el cambio.

Hasta las piedras o las montañas sufren cambios permanentes, no de forma perceptible al corto plazo pero no permanecen iguales que hace miles de años.

Por lo tanto, el cambio es inevitable y constante. No puedes evitar el cambio, lo que puedes es modificar el significado que tiene para ti y la forma en la que respondes ante él. Si te enfocas en las cosas que pierdes en el cambio siempre tendrás frustración, estarás en una emoción de carencia, de vacío y de incertidumbre.

Sin embargo, si te enfocas en las cosas nuevas que trae el cambio e identificas el valor, la oportunidad y la utilidad que tienen para ti esos nuevos factores que introduce el cambio puedes responder desde una posición de poder que te redundará en beneficios.

Desde nuestro nacimiento estamos cambiando. Pasamos de bebes a niños, de niños a adolescentes, de adolescentes a jóvenes y de jóvenes a adultos. Experimentamos cambios en nuestra vida de estudiantes, en los lugares que vivimos, nuestra trayectoria laboral, nuestra vida personal, etc.

Tienes una larga experiencia en el cambio y sabes que de cada uno de ellos, hay cosas que quedaron atrás y muchas otras llegaron gracias a él.

De hecho, muchas cosas comienzan sólo cuando terminan las anteriores, es el final de las cosas lo que da vida a las siguientes.

Tu vida ha cambiado muchas veces desde que naciste, y aquí estás, has sobrevivido, crecido y seguramente habrás ganado muchas cosas.

Entonces, puedes modificar la manera en la que procesas ese cambio, sustituir la resistencia y el temor por una expectativa positiva, ser receptivo/a y observador/a para detectar el regalo que trae escondido ese cambio.

Algunas veces puede ser difícil. Si por ejemplo, pierdes un trabajo o debes cerrar tu negocio, es normal que en un principio lo veas como algo negativo, pero si te adueñas de tu estado emocional y respondes con la expectativa y la curiosidad de un niño, podrás ver que en realidad puede significar una oportunidad para comenzar un emprendimiento que deseas hace tiempo y que no hacías por falta de tiempo.

La pérdida de ese trabajo puede ser lo que te permita mudarte a ese lugar donde siempre quisiste vivir, o conocer un nuevo país y empezar con una nueva actividad, etc.

Los cambios no son finales, no son murallas, son puentes que si te atreves a cruzar te llevarán a lugares que pueden ser maravillosos.

Renuncia a la agotadora e inútil misión de querer tener siempre todo bajo control. La vida tiene su propia dinámica, así que, mantente atento/a y controla lo que está a tu alcance, es decir, tus pensamientos, sentimientos, decisiones y acciones y luego, relájate, observa y disfruta.

Con todo mi cariño, te deseo mucho éxito.

María Raquel Denis.

Coach y Mentora

Éxito Comunicación

Únete a la comunidad!

Facebook: https://www.facebook.com/pages/Mar%C3%ADa-Raquel-Denis/110562520369773

Instagram: https://www.instagram.com/mariaraqueldenis/

Twitter:https://twitter.com/mraqueldenis

Linkedin: https://www.linkedin.com/company/29345194/

No Comments

Post A Comment