fbpx

Actúa. Cuando actúas lo logras.

Actúa. Cuando actúas lo logras.

Todos tenemos sueños guardados en nuestro interior, objetivos que queremos alcanzar, proyectos que nos haría felices realizar y que quedan habitando siempre en la lista de pendientes.

Hay una frase que dice que: “Toda realidad existe porque un loco la soñó antes”

Estás leyendo éste artículo porque existe internet, porque existen los ordenadores, existe la electricidad, la mesa que tienes delante y el edificio en el que te encuentras.

Todas éstas cosas existen porque alguien las soñó primero y sobre todo porque tomaron las acciones necesarias para llevarlas a cabo y que existan como una realidad.

Imagina si nadie tomara acción sobre sus ideas, ahora estaríamos en una caverna, tal vez dibujando con carbón en sus paredes.

La distancia entre el objetivo que tienes y su manifestación es la acción.

Está bien planificar las cosas y elaborar un plan de acción, una estrategia para llevar a cabo nuestras ideas y metas, pero esa etapa no debe convertirse en una muralla que te impida dar el paso fundamental: ACTUAR.

Generalmente, cuando no estamos pasando a la acción es por una serie de temores y pensamientos limitantes que nos están bloqueando.

Tenemos creencias negativas sobre nosotros mismos, como por ejemplo que no somos capaces, que no lo merecemos, que no somos la clase de persona que logra grandes cosas, que al final siempre lo estropeamos todo, etc.

Por otro lado están los miedos. El quedarnos estancados en la etapa de planificación es una manifestación del miedo a la etapa siguiente, la cual queremos evitar por distintos factores y por ello no tomamos la acción.

Algunos de esos factores pueden ser:

1 Falta de conocimiento para llevar a cabo la acción. Al no saber cómo hacerlo, nos paralizamos. Debemos buscar la manera de animarnos a hacerlo e ir aprendiendo sobre la marcha, a dedicarnos comprometidamente a aprender lo que sea necesario o rodearnos de personas con destrezas y  delegar en ellos las partes que no sabemos hacer.

2- El temor al fracaso.  Mientras no lo intentamos, todo son posibilidades y pensamos que no perdimos nada, aunque en realidad estás perdiendo los beneficios que traerá ese objetivo, pero como antes de comenzar esos beneficios no los tenemos, creemos falsamente que no perdemos nada porque no hemos invertido tiempo, dinero ni energía. Aquí participan pensamientos como: “Si voy a fracasar mejor ahora. Es preferible caer de un segundo piso que de un décimo”,  “Esto no puede ser bueno, en algún momento fallará”,  “Si no lo intento nadie se enterará pero si lo intento y fracaso quedaré  en ridículo, como tonto e inútil. Tendré que escuchar “te lo dije” de quienes hoy no confían en mí”, “Si sigo adelante tendré que invertir más dinero y cuando fracase habré perdido una fortuna. Aún estoy a tiempo de perder lo menos posible”.

3- El temor al éxito. Aunque suene contradictorio, el miedo al éxito es muy común.

Sucede por nuestros paradigmas mentales a nivel inconsciente.

El miedo al éxito incluye varios temores distintos. Te pondré dos ejemplos:

– Miedo a perder amigos y afectos.

A medida que vamos superándonos experimentamos cambios en nuestra mentalidad, en nuestra rutina y en nuestros hábitos que los demás notarán y que en muchas ocasiones, no lo entenderán y se resistirán. Es entonces cuando comienzas a temer que te juzguen, que se alejen, o peor aún, que tengan razón y te estés convirtiendo en algo que no eres.

Éste temor es infundado, si estás haciendo lo que te gusta, lo que sueñas y aporta valor a los demás, si te hace sentir feliz, el crecimiento personal que experimentas no te aleja de lo que eres sino todo lo contrario, despierta la mejor versión de ti mismo y quienes te quieren de verdad lo aceptarán y se alegrarán contigo. Conviértete en una inspiración para ellos e impúlsales con tu transformación a crecer ellos también y no al revés.

– Miedo a perder mis valores

A medida que vamos creciendo, vamos incorporando valores de personas de autoridad o referentes que nos indican lo que está bien o mal, lo que es correcto o incorrecto, moral o inmoral, etc. A través de nuestras propias experiencias también elaboramos una serie de conceptos y prejuicios sobre cosas que no conocemos realmente.

Por ejemplo, pensamos que si alguien tiene mucho dinero será porque lo robó, porque estafó, porque hace negocios turbios, narcotráfico o lavado de dinero, que habrá engañado a alguien y que no debe ser buena persona.

Este tipo de prejuicios es muy dañino a la hora de alcanzar el éxito, porque a medida que lo empezamos a lograr, en nuestra mente, estos prejuicios nos dicen que nos vamos a convertir en eso o que la gente lo pensara de nosotros, y nadie quiere convertirse en lo que le parece mal.

Así es que experimentamos ese temor inconsciente al éxito y nos auto saboteamos evitando pasar a la acción.

Existen muchos miedos, emociones y pensamientos limitantes que te impiden pasar a la acción y se manifiestan tan sutilmente que a veces ni siquiera identificas que el problema está allí y simplemente piensas que retrasas la acción porque aún falta algo más por hacer.

En ocasiones simplemente, es un  método de autodefensa.

Cuando nuestra mente identifica que nos estamos alejando de nuestra zona de confort, de nuestra zona conocida, entonces se encienden las alarmas y nuestra mente tiende a llevarnos hacia atrás.

Claro que esto no es de forma consciente, sino que se presenta en diversas escusas.

De repente, las cosas nos llevan más tiempo de lo esperado, cometemos más errores, no encontramos las soluciones, nos enfermamos, nos duele la cabeza, etc.

Te animo a hacer un análisis sincero de ti mismo para identificar si alguno de éstos u otros obstáculos internos están impidiendo que tomes acción. Una vez que los identifiques puedes comenzar a trabajar en ello. Es una tarea muy difícil de hacer solo, por ello te aconsejo que te apoyes en amigos, personas cercanas que sean realmente sinceras y que te aprecien de verdad para que te ayuden a ver las cosas desde otra perspectiva.

No será muy útil si sólo consigues una palmadita en la espalda o una compasión, debes apoyarte en alguien que sea franco y te ayude desde la verdad aunque no sea siempre la que quieres escuchar.

No todo el mundo tiene la capacidad de ayudarte en ese sentido, por mucho que te quieran y tengan buena voluntad debe ser alguien que tenga la virtud de saber hacerlo. Si no tienes a alguien así en tu entorno puedes acceder a un servicio de Coaching personal, si es conmigo estaré encantada de ayudarte, liberarte de esas limitaciones te significará un cambio de enorme valor y satisfacción.

Sea como sea, recuerda que lo que marcará tu diferencia es lo que haces, esa es la tinta con la que se traza tu camino y tu destino. Deja de hablar de ello, de planificarlo, de postergarlo y de darle mil vueltas. Actúa a pesar de las limitaciones, de la falta de experiencia, actúa a pesar de las circunstancias, actúa incluso a pesar de ti mismo, sobre todo ACTÚA.

Con todo mi cariño, te deseo mucho éxito.

María Raquel Denis.

Coach y Mentora

Únete a la Comunidad!

Facebook: https://www.facebook.com/pages/Mar%C3%ADa-Raquel-Denis/110562520369773

Instagram: https://www.instagram.com/mariaraqueldenis/

Twitter: https://twitter.com/mraqueldenis

Linkedin: https://www.linkedin.com/company/29345194/

Youtube: https://www.youtube.com/channel/UC55ga3Nk_ZaWh2UAcuVQD4A?disable_polymer=true

No Comments

Post A Comment

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: María Raquel Denis Lepiani,.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad