fbpx

El riesgo de no arriesgar

El riesgo de no arriesgar

Evitar todo riesgo es casi una fantasía ya que la vida misma, el hecho de estar vivos ya es un riesgo. La decisión de no hacer nada es también un riesgo.

El miedo a tomar riesgos lleva a la parálisis por análisis. En el afán por tener todo bajo control planificamos en exceso y al final nunca hacemos lo importante, que es actuar.

Es normal planificar antes de comenzar para poder prever las posibles incidencias y crear un plan de contingencia para solventarlas, incluso se debe tener un plan para que los objetivos se cumplan con mayor eficacia. El problema surge cuando la planificación o el análisis se exceden en el tiempo y nunca damos el siguiente paso, convirtiéndose en una manera de procrastinar, dilatando una tarea para no pasar a la siguiente o no iniciar el proyecto por temor a tomar el riesgo.

Ten en cuenta que por mucho que planifiques y tomes todas las previsiones del mundo nunca podrás controlar todas las circunstancias. Incluso si decides no actuar, estarás en riesgo de perder el mejor momento de aprovechar esa oportunidad.

Solo puedes controlar lo que tú piensas, sientes, haces, y en base a ello puedes enfocarte en tus fortalezas y  redirigir el foco hacia lo que puedes ganar o aprender. Aunque saliera mal, en el proceso, habrás experimentando un crecimiento personal, habrás conocido personas o lugares, habrás adquirido un nuevo conocimiento o destreza y eso ya es ganancia.

Mantén presente tu motivación, el por qué te enfrentas a ese riesgo y lo importante que es para ti.

No hay manera de no estar corriendo un riesgo en cada momento de tu vida, lo que sí puedes es elegir los riesgos que tomarás, decidirte a alcanzar tus objetivos y puedes controlar tus respuestas a lo que suceda, el significado que le darás a los resultados sean buenos o malos.

Calcula lo que te costará dar ese paso, prevé un plan de contingencia, calcula medidas para reducir al mínimo el impacto de un fallo y sobre todo, calcula también el coste que pagarás por no hacerlo. ¿Qué pasará con tu vida y tu progreso si te quedas cómo estás? Antes de responder a esta pregunta recuerda que la vida está en continuo cambio y movimiento y que, aunque tú te quedes paralizado/a y no cambies nada, la vida cambiará igualmente y, si tú no has tomado las decisiones sobre tus actos, tu vulnerabilidad será igual o mayor.

Recuerda alguna situación en la que te arriesgaste y tuviste buenos resultados. Estoy segura que alguna ocasión hubo porque todos lo vivimos en algún momento.

Incluso, si viene a tu mente algún momento en el que tomaste un riesgo y no salió bien, recuerda que no significó tu muerte ni tu fin, aquí estás otra vez frente a una nueva oportunidad.

Recuerda esos casos en los que te arriesgaste y lograste tu objetivo, observa cómo te sentiste, revive esa sensación y busca colocarte en ese mismo estado emocional para reforzar tu motivación y empoderarte.

Te recomiendo el curso digital Estás ala Mando. Como superar el miedo y gobernar tu vida para superar éste temor al riesgo y aprender a superar cualquier miedo limitante que estés enfrentando. Además te recuerdo que puedes tomar un programa de coaching personal que te ayude a potenciar tus resultados o  escribirme a raqueldens@exitocomunicación para comentarme y  preguntarme lo que necesites, estaré ancantada de ayudarte.

Con todo mi cariño, te desea mucho  éxito.

María Raquel Denis.

Coach y Mentora

Únete a la Comunidad!

Facebook: https://www.facebook.com/pages/Mar%C3%ADa-Raquel-Denis/110562520369773

Instagram: https://www.instagram.com/mariaraqueldenis/

Twitter: https://twitter.com/mraqueldenis

Linkedin: https://www.linkedin.com/company/29345194/

Youtube: https://www.youtube.com/channel/UC55ga3Nk_ZaWh2UAcuVQD4A?disable_polymer=true

No Comments

Post A Comment