fbpx

El Trabajo y el Talento son la espada y quien la empuña.

El Trabajo y el Talento son la espada y quien la empuña.

Uno puede preguntarse cuáles son las posibilidades de un caballero en la batalla sin una espada que empuñar y, así mismo, que utilidad tiene una espada si no hay quien la empuñe. Lo mismo hace el trabajo al talento y viceversa.

El trabajo duro en el aprovechamiento del talento lo es prácticamente todo.

Curiosamente, aquellas experiencias que en principio nos cuestan más y en las que cometemos más errores, son las que nos hacen desarrollar más nuestros talentos ya que, al equivocarnos debemos ir más despacio, prestar más atención y repetir la tarea aprendiendo en cada repetición.

Las personas que poseen naturalmente algún don, destreza o habilidad innata o que han vivido experiencias que le aportaron algún valor o aprendizaje pueden encontrarse en mejores condiciones y esto suele estar claro tanto para quienes le rodean como para la propia persona que lo posee, ya que son cocientes de tener más talento que sus compañeros.

Sin embargo, no todas las personas con talento consiguen alcanzar los objetivos que se proponen y esto, tiene que ver con su falta de voluntad para poner ese talento a trabajar.

A menudo sucede que quienes poseen talento natural en algún área, creen que el talento por sí solo es suficiente para tener éxito. Por ello caen en la trampa de pensar que no les hace falta esforzarse y  a veces no están dispuestos a hacer el trabajo necesario, por lo cual terminan fracasando.

Una vez, estaba en una recepción hablando con un amigo, Juan,  que es periodista y que en su juventud había comenzado la carrera de derecho pero abandono. Es un hombre con talento y ciertamente muy inteligente.

En un momento se acercó a nosotros una señora muy elegante, era jueza del Tribunal Supremo de la República y conocía a Juan  de sus años de estudiante en la Universidad de Derecho.

Al verla, Juan la saludó con gran afecto, la felicitó por haber llegado a ocupar un cargo tan importante  y, un poco en broma y un poco en serio, le dijo: “Es realmente sorprendente que llegaras tan lejos, teniendo en cuenta que en la Universidad no eras de las alumnas más talentosas ni  inteligentes”,  a lo que ella respondió: “Precisamente por eso llegué”.

Siempre recuerdo ese diálogo y el gran valor de la enseñanza que encierra en él.

Al no tener el don natural ni ser especialmente inteligente se esforzó más, puso todo su foco y empeño en alcanzarlo y la perseverancia junto a la disciplina le proporcionaron el éxito. Sin embargo Juan, teniendo el don natural de la inteligencia se confío en que no le hacía falta el trabajar duro y finalmente abandonó la carrera a los 2 años.

Se suele caer en idea de que el talento y el trabajo duro son mutuamente excluyentes, que se debe elegir entre uno u otro pero la observación y el estudio demuestran que no es así.

De hecho las personas que logran mayor éxito son las que, teniendo talento, trabajan duro para aprovechar y poner al servicio  ese talento, que aportan valor y multiplican los beneficios de ese talento a través del trabajo.

Si una persona no tiene un don o talento innato, igualmente puede desarrollar y multiplicar sus habilidades y competencias generales si son capaces de aprender rápidamente, si son ávidos de conocimiento y consistentes en la práctica de la actividad y abiertos a extraer un conocimiento de los resultados que obtienen, sean buenos o malos. Ciertamente suelen ser personas que logran producir buenos resultados.

Así que no se trata de elegir entre talento o trabajo duro, sino que, es precisamente de la  suma de ambos que se obtienen resultados de valor. Ya sea que tengas un talento natural o que lo desarrolles aprendiendo, practicando con constancia y desarrollando tu inteligencia emocional y crecimiento personal, el trabajo duro será siempre la pieza fundamental que hará que todo el engranaje funcione y logres alcanzar el éxito.

Con todo mi cariño, te deseo mucho éxito.

María Raquel Denis.

Coach y Mentora

Únete a la Comunidad!

Facebook: https://www.facebook.com/pages/Mar%C3%ADa-Raquel-Denis/110562520369773

Instagram: https://www.instagram.com/mariaraqueldenis/

Twitter: https://twitter.com/mraqueldenis

Linkedin: https://www.linkedin.com/company/29345194/

Youtube: https://www.youtube.com/channel/UC55ga3Nk_ZaWh2UAcuVQD4A?disable_polymer=true

No Comments

Post A Comment

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: María Raquel Denis Lepiani,.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad