fbpx

Las mejores cosas de la vida no se ven

Las mejores cosas de la vida no se ven

En un mundo donde todo parece convertirse cada vez más visual, comienza a manifestarse una desconexión con las experiencias más esenciales y a generarse un vacío emocional cada vez más extenso.

En lo personal creo que el uso de las redes sociales, y sobre todo, la relevancia del uso de imágenes en ellas, no siempre fieles a la realidad, han dirigido de alguna manera el foco general de la atención a lo visual, a juzgar por lo que se ve y a sentir la presión de mostrar aquello que los demás esperan valorar positivamente, provocando una deriva cada vez más creciente de las personas, la baja autoestima, la renuncia al poder personal, la falta de valor hacia aspectos esenciales de la vida y la ausencia de satisfacción en las cosas que hacemos.

No se trata de acusar solo a las redes sociales o a los contenidos, los cuales cumplen una función y aportan grandes beneficios de conexión, comunicación e información cuando se las utiliza eficazmente. El problema al que me refiero se apoya en múltiples factores y creo que se hace cada vez más notorio.

Es como si todo el tiempo se tuviera que interpretar un papel, desempeñar una función concreta, todo debiera verse de una manera determinada.

Es fácil ver cómo muchas personas hoy en día se refugian en el móvil para evitar la presión de sentirse observados o juzgados, casi parece que la presión fuera por el mismo acto de estar presentes en éste mundo.

Si prestas atención en las estaciones de tren o de autobús,  antes de comenzar una reunión, mientras viajan, en la calle, en la cena, en una fiesta del colegio de sus hijos, en una reunión de amigos y casi en cualquier situación, la mayoría de las personas tienen sus ojos puestos en sus móviles, se mantienen “refugiados” en la pantalla.

Creo que esa sensación de vacío e insatisfacción general, tiene que ver con la desconexión  de las cosas más sencillas y básicas de la vida, el sentir la vida latir en cada momento.

Es maravilloso dar un poco de descanso al sentido de la vista y prestar atención a los otros cuatro. Sentarse en un parque, cerrar los ojos y sentir el calor del sol en la cara, la brisa o la lluvia, y hacerse consciente de ese momento, escuchar los sonidos que se presenten, ya sea de pájaros, del agua, el viento, de risas, voces, etc. Sentir los aromas e intentar identificarlos.

Antes de sacar 50 fotos buenas de tu plato en el restaurante y revisar 15 veces cuál de todas se ve mejor para publicar en Instagram deja tu móvil a un lado, siente el momento, capta el aroma, escucha el sonido ambiente, disfruta el gusto de tu comida, identifica sus sabores. Si estas con alguien dedícate a escucharle, a entenderle, a hablar, a conectar, a compartir, en definitiva, a vivir.

Esa es mi invitación de hoy; que te propongas al menos por una semana quitar tu atención de lo que ves y la dirijas a lo que sientes y experimentas con tus otros cuatro sentidos, y de paso, me gustaría mucho que me cuentes cómo te fue luego de hacerlo.

Con todo mi cariño, te deseo mucho éxito.

María Raquel Denis.

Coach y Mentora

Únete a la Comunidad!

Facebook: https://www.facebook.com/pages/Mar%C3%ADa-Raquel-Denis/110562520369773

Instagram: https://www.instagram.com/mariaraqueldenis/

Twitter: https://twitter.com/mraqueldenis

Linkedin: https://www.linkedin.com/company/29345194/

Youtube: https://www.youtube.com/channel/UC55ga3Nk_ZaWh2UAcuVQD4A?disable_polymer=true

No Comments

Post A Comment

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: María Raquel Denis Lepiani,.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad