fbpx

No arrastres tu pasado.

No arrastres tu pasado.

Las experiencias que vamos viviendo desde la infancia van dejando huella en nuestra mente.

Junto a lo que hemos visto, lo que hemos escuchado y cómo lo hemos interpretado forma nuestro sistema de creencias, en base al cual, vamos formando nuestro concepto de nosotros mismos, del funcionamiento del mundo, nuestra idea de realidad, del entorno y de lo que somos capaces de hacer o no.

Lo cierto es que todos tenemos una historia. Por triste o difícil que pueda parecer la tuya, no es única y seguramente tampoco sea la peor.

Cuando tienes el foco de tu atención puesto en ello, es normal que venga el sufrimiento o que quedes en parte atrapado en esa historia.

Es importante tener presente que, si bien lo que hayamos vivido puede ser útil en nuestro presente o futuro a modo de herramienta, no es constructivo quedarse acoplado a esa historia. Lo que está en el pasado ya no existe. Sea bueno o malo ya no es real, lo que mantiene presente un hecho pasado es que lo revivas una y otra vez, no sólo físicamente, sino emocional y mentalmente.

El pasado nos deja enseñanzas y experiencias que podemos guardar como si fuera un archivo, y recurrir a ellas cuando necesitamos, como por ejemplo, para desarticular una creencia limitante, pero no es bueno revivirlas constantemente, sean buenas o malas.

Si quedas anclado a las malas experiencias del pasado puedes estar condenándote a repetirlas sistemáticamente. Por otro lado, quedarse anclado a las experiencias buenas, te marca un listón que será como un tope máximo, que puede engañarte  haciéndote ver que eso es todo lo que puedes lograr, o quedarte ensimismado en viejas victorias que no te permiten crecer y superarte en el presente.

Tus metas, tus objetivos, todo lo que aún tienes por lograr, vivir y disfrutar están en tu presente y en tu futuro.

Traslada tu foco a lo que vas a vivir, a ¿Cómo quieres que sea tu vida?, ¿en quien quieres ser?, ¿Qué quieres disfrutar o sentir?

Convierte esos deseos en objetivos, ponle una fecha, traza un plan para alcanzarlo, divídelo en pequeñas metas y luego vuélvelo a dividir en pasos cada vez más concretos y específicos. Por último, da el primero de esos pasos y ya estarás más cerca.

El camino hacia adelante, hacia lo que has decidido ser y vivir, el presente en el que estás latiendo y los recursos de los que hoy dispones es dónde tiene que estar tu atención. Es en definitiva tu presente y la dirección en la que eliges dirigirte donde te espera tu mejor “yo”.

Con todo mi cariño, te deseo mucho éxito.

María Raquel Denis.

Coach y Mentora

Únete a la Comunidad!

Facebook: https://www.facebook.com/pages/Mar%C3%ADa-Raquel-Denis/110562520369773

Instagram: https://www.instagram.com/mariaraqueldenis/

Twitter: https://twitter.com/mraqueldenis

Linkedin: https://www.linkedin.com/company/29345194/

Youtube: https://www.youtube.com/channel/UC55ga3Nk_ZaWh2UAcuVQD4A?disable_polymer=true

No Comments

Post A Comment

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: María Raquel Denis Lepiani,.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad